La baulera de Allmanzor: Anochecer -1990-

Baulera-caratula

Entre las múltiples ramificaciones de la ciencia ficción, una de las más recurrentes y evocadoras es la que presenta su ambientación en el espacio exterior. Espacio profundo e interestelar. Misterioso y oscuro. Y es esta negrura insondable la que más asusta y a la vez atrae, tanto a autores como a público. Pero, ¿y si nos asomáramos a una novela protagonizada por un singular mundo, cuyos habitantes nunca han tenido que enfrentarse a dicha negrura?

Anochecer.  Isaac Asimov y Robert Silverberg. 1990

Anochecer-01

“¡Si las estrellas aparecieran una sola noche cada mil años, como creerían y adorarían los Hombres, y conservarían durante muchas generaciones el recuerdo de la ciudad de Dios! 

Con esta hermosa cita del poeta Ralph Waldo Emerson, da comienzo una de las novelas más atípicas, sorprendentes y originales de la historia de la ciencia ficción. Una obra que analiza la manera en la que la disposición peculiar de un sistema planetario rige toda la cultura, la religión y el comportamiento de sus habitantes.

Kalgash es un planeta con una llamativa peculiaridad: orbita en un sistema estelar compuesto por nada menos que seis soles, todos de diferentes tipos, intensidades y colores. Como consecuencia, el planeta Kalgash jamás deja de estar iluminado. Su superficie no conoce la noche, pues la órbita de sus soles hace que siempre brillen varios de ellos en los cielos del mundo entero. La descripción de la sociedad que habita dicho mundo es la de una especie de un nivel tecnológico análogo al de nuestra Tierra de mediados del siglo XX, aunque como los propios autores se cuidan de advertir en el prólogo, cuando se habla de personas, artefactos, vehículos o aeroplanos, éstos no necesariamente tienen que ser como nosotros los conocemos o entendemos, aunque resulta cómodo darles mentalmente nuestras formas familiares.

El arranque de la historia nos situará en un parque de atracciones, en donde un túnel que obliga a los visitantes que lo deseen a experimentar un breve período de oscuridad total, produce inesperados trastornos psicológicos en muchas de las personas que han pasado por allí. Casi al mismo tiempo, una arqueóloga halla los restos de una civilización anterior a la actual que parece haber desaparecido de la noche a la mañana. Pero lo más inquietante es la observación de un astrónomo, que está a punto de descubrir una anomalía en la órbita de los soles que puede provocar un efecto nunca antes visto. ¿O sí ha ocurrido antes? Estos tres acontecimientos aparentemente aislados, se revelarán en piezas clave del destino de Kalgash. ¿Qué pasará cuando una compleja civilización construida, adaptada y totalmente atrapada en la luz perpetua se enfrente a un eclipse total de sus seis soles y sobrevenga… la oscuridad?

Anochecer-02Basada en el relato homónimo escrito por Isaac Asimov para la revista Astounding en 1941, la novela Anochecer nos muestra en tres partes la descripción de un mundo, su enfrentamiento a un punto de inflexión crítico, y el resultado tras nueve horas de oscuridad. Habiendo reseñado en esta sección con anterioridad la película Pitch black, puede que el tema del eclipse nos suene familiar, pero Anochecer ahonda en cuestiones psicológicas, religiosas, científicas y filosóficas, utilizando la llegada de un fenómeno cosmológico imprevisto como guía para mostrarnos las reacciones de seres inteligentes cuando todas sus creencias, convicciones y seguridades son derrumbadas. Una poderosa lucha entre ciencia y superstición es el sino al que deben enfrentarse los habitantes de Kalgash y, por qué no pensarlo, tal vez cualquier posible especie del universo que gozara de similares procesos mentales a los nuestros.

La novela resulta muy cautivadora por el gran planteamiento inicial, la forma en que los científicos van descubriendo los indicios de lo que en breve va a ocurrir y la negativa de una sociedad a creer en tales advertencias. La parte central, que engloba el acontecimiento trascendental, es quizá la más atractiva e interesante (no en vano el relato original de Asimov estaba centrado en este segmento), siendo la última parte igualmente interesante, pero a nuestro juicio con un final algo abrupto y precipitado.

Al final de su carrera, Asimov colaboró con diversos autores para convertir en novela algunos de sus mejores relatos cortos. Robert Silverberg logró llevar Anochecer hasta el nivel de obra imprescindible de la ciencia ficción, dotando a la narración de un buen ritmo, gran planteamiento en las situaciones, muy interesantes personajes que representan a los diferentes sectores sociales implicados y una historia central enigmática, cautivadora, y terrible.

Anochecer-03La historia fue llevada al cine en 1988, en un filme dirigido por Paul Mayersberg, pero del que no disponemos de suficientes referencias, desgraciadamente.

Uno de los grandes clásicos modernos de la ciencia ficción. Anochecer (o Nightfall en su titulo original en Inglés) nos hace sentir parte de ese hermoso planeta bañado perpetuamente por la luz de su múltiple sistema solar. Nos lleva a entender como su sociedad no necesita luz artificial de ningún tipo. Nos muestra la tranquilidad y seguridad de un cielo siempre luminoso, más allá del cual no puede observarse nada, ni otros mundos ni… estrellas. Pero el día en que un único sol quede a la vista y este comience a eclipsarse todo cambiará para siempre en Kalgash. Sus habitantes verán cosas que jamás soñaron. Harán cosas que jamás imaginaron. Y el amanecer traerá el comienzo de una historia nueva en un mundo que ya no es el mismo que era nueve horas atrás.

Otra obra de obligada lectura en la larga colección de clásicos que sin duda han elevado el nombre de Asimov a los cielos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.