Editorial

Nos gustaría empezar, con esta, nuestra primera editorial, dando las gracias a todos los colaboradores que hacen esta revista posible. Sin ellos no seríamos lo que somos ahora, ni podríamos haber visto la luz. ¡Muchas gracias equipo! Tampoco nos podemos olvidar de todos aquellos autores de ciencia-ficción –conocidos, o no-, cuyos relatos, historias, comics o simplemente ilustraciones nos inculcaron el espíritu futurista, inquieto o descubridor que es idiosincrásico en la ciencia ficción.

Comenzamos esta aventura, en una cafetería de esa noble e inmortal ciudad llamada Zaragoza. Hacía ya unos años que queríamos hacer un proyecto basado en la ciencia ficción; un género del cual hemos ‘mamado’ desde nuestra juventud. Cuando la oportunidad surgió bastó una chispa y meses de duro trabajo para llegar hasta donde estamos hoy.

¿Por qué ciencia-ficción? La respuesta es muy simple. La ciencia-ficción nos permite ver cosas que jamás imaginaríamos, nos permite viajar a mundos inexplorados, repletos de humanos –y no humanos- inefablemente cautivadores; nos deja sentir las llamas en las naves destruidas más allá de Orión, nos permite ser la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäusser…simplemente para contemplar la belleza de los Rayos C.

Porque la ciencia-ficción es un género mucho más cercano de lo que la gran mayoría de la población imagina; un gran número de los electrodomésticos, de las máquinas que hoy en día son indispensables para nosotros, fueron ‘profetizadas’, ‘visualizadas’ o ‘anticipadas’ – lo que prefieran- por una serie de autores, que supieron plasmar en papel las ideas que un día regirían el mundo. Si bien en ciertos casos la ciencia ficción, es – ha sido y será- como su propio nombre indica demasiada ficción; en muchos otros ha servido como guía, como referente, como un estímulo creciente, como un profeta clamando a los cuatro vientos ‘Podemos hacerlo’…’Podéis hacerlo’.

No en vano la ciencia es una parte fundamental de la ciencia-ficción. Gracias a ésta podemos atravesar los límites de la ciencia, fantasear con las últimas teorías o expresar ideas locas que los científicos “serios” nunca se atreverían. El ascensor espacial que durante casi un siglo ha sido tema recurrente en las novelas, hoy es un proyecto oficial de la NASA, los viajes superlumínicos que tan anticientíficos parecían, hoy se contemplan en muchas teóricas físicas. Muchas cosas que hoy son ciencia-ficción, mañana serán ciencia.

Pero cuando hablamos de ciencia no solo nos referimos a la física y la tecnología. La historia (ucronías), sociología (distopías), política (space-operas),… Todas las ciencias son admitidas. Cuando el campo de juegos es todo el conocimiento humano y los jugadores son hábiles las posibilidades son infinitas.

Esperamos que este primer número sea el primero de muchos; pues eso confirmaría nuestra convicción de que la ciencia ficción es uno de los puntales del crecimiento cultural en nuestra sociedad. Es por ello que os animamos, a todos, para que colaboréis, para que luchéis, para que llevéis a la ciencia ficción al lugar que se merece.

Esto es Ficción; Ciencia Ficción.

Esto es Exégesis.
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 comentarios

  1. Felicidades por la revista. Mantener este proyecto actualizado seguro que os supone un gran esfuerzo por vuestra parte, así que os animo a que continuéis adelante a pesar de las desilusiones o tropiezos… y muchas gracias por abrir este espacio gratuitamente!