Mi Brazo Robótico

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 comentarios

  1. Los brazos roboticos son mi debilidad,no puedo evitarlo;son varias las historias que he hecho en las que el prota,o la prota,comienza o termina con uno de éstos;así que si a ésto añadimos un guión tan interesante y ese dibujo tan chulo,no puedo decir otra cosa que ésta historia me va a enganchar.

  2. El guión está muy bien. El planteamiento es muy atractivo y da muchas ganas de saber qué le ocurre luego al protagonista.

  3. Pobre tía y con lo buena que estaba.

    Yo no firmaría ese contrato nunca.. mira quien sabe si puedas volver a dibujar…. jeje. Una pregunta.. se puede agregar una “reacción” que en las publicaciones dice: la cantidad de “Comentarios y Ninguna reacción”.

  4. Buen comienzo. Veo que estámos en el año de los brazos cibernéticos. Creo que ya veo el futuro: “¡No pierda más el tiempo y la salud sobre la mesa de dibujo! Nuestro ArtArm hará el trabajo duro con una amplia variedad de estilos proconfigurados o editables. Garantizamos una velocidad de una página al día.”
    Creo que yo firmo en el acto, ja ja.
    Espero que esta serie continúe y veamos a dónde conduce este ciber-descontrol…

  5. Allmanzor, si compraras un brazo de esos preconfigurados se perdería tu arte, macho. Jamás te dejaré comprarte uno de esos. Aunque… a mí no me vendría mal, jajaja.

  6. Ja, ja! Gracias por impedirmelo, Atlas.
    Pero el brazo podría aprender de nosotros e ir adaptándose a nuestro estilo. A la larga empezaría a dibujar lo que le da la gana en lugar de lo que le ordenamos y sus dibujos se convertirían en ofensivos e insultantes. Perderíamos nuestra reputación y nadie nos creería cuando dijeramos que esos dibujos de mal gusto son cosa del brazo, no nuestra…
    Al final, dos dibujantes poseidos por sus brazos artisticos acabarían en un enfrentamiento mortal en alguna callejuela perdida… y un guionista se preguntaría: “Mmm ¿Y qué pasa si me pruebo yo este brazo..?” 🙂

  7. Los guionistas necesitaríamos cerebros robóticos, por qué no. Aunque con un brazo de esos, pensándolo bien, podría ahorrarme las agarradas con Antonio, Pedro y Marc. Creo que ellos también lo agradecerían, jeje.

    Volviendo al cómic: un gran argumento de Jesús, sólido, intrincado y con derivaciones inesperadas. Esperen a ver lo que sigue nada más. Un lujo tener esta historia entre nosotros.

  8. Los guionistas necesitaríamos cerebros robóticos, por qué no. Aunque con un brazo de esos, pensándolo bien, podría ahorrarme las agarradas con Antonio, Pedro y Marc. Creo que ellos también lo agradecerían, jeje.

    Volviendo al cómic: un gran argumento de Jesús, sólido, intrincado y con derivaciones inesperadas. Esperen a ver lo que sigue nada más. Un lujo tener esta historia entre nosotros.