2059 – Final

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Jesús, tengo que decirte que este final me ha llegado al alma. No solo porque el sentimiento de decepción que muestra la gente de tu historia está empezando a tomar forma estos días en el mundo real, si no también porque conecta con una forma de pensar que llevo alimentando desde hace mucho. Creo firmemente que hemos llegado a un punto de inflexión: algo va a tener que cambiar en el mundo cuando tanta y tanta gente empieza a estar harta de la forma en que funcionan las cosas. Lo malo es que todavía no somos autosuficientes, y eso es un grave problema para tener una posición de fuerza para cambiar las cosas de verdad…
    Me han parecido geniales los diálogos del juicio, que además sirven de buen resumen a toda la historia de Novurbo. El recuerdo de Thomas llegando con su moto al principio me ha encantado, y el de Maluk sifriendo la ablasión es muy triste, aparte de constituir uno de los actos más deplorables que puedan imaginarse.
    Tengo que decir que me han sorprendido mucho los dibujos de AntonioHG, con ese aire de los bocetos que se hacen de los juicios donde supongo que no se permite la entrada de camaras fotográficas.
    Novurbo ha plantado la semilla en el mundo ficticio, de la misma forma en que algo está creciendo ahora mismo en nuestro mundo real…
    Bravo, Jesús. Seguiré con interés lo que ofreces en la web de Novurbo!

  2.  Jesús has conseguido tu obejtivo. Acabar 2059 y que sea una historia que remueva sentimientos.
    Gracias al diferente enfoque que nos has dado de la historía, por medio de los  personajes, hemos empatizado más con la trama.
    Espero ver más historías e ilustraciones buenas.

    A los 5 deciros que muy ,buen trabajo.
    Un saludo
    Sophia
    xxx

  3. Un final fantástico. Os felicito a todos por las ilustraciones y en especial a Jesús por ésta gran serie. Hace ya mucho tiempo que comenzó aquel primer capítulo «Un lugar para cambiar» justo en el primer número de ésta revista. Éste último capítulo hace historia, sin duda.
    Debo añadir que la historia que propones es excelente. Muy original las re-print, la implantación de servidores en Novurbo y el gran proxy como el instrumento de censura de los poderosos… No me pienso perder nada de lo que publiques en novurbo.com.

  4. A mí la frase «lo mismo se repite en las plazas de las grandes ciudades» también me ha recordado al movimiento del 15-M, sí.

    Buen final, gran forma de mezclar todas las historias que habíamos leído hasta ahora. Me ha dejado buen sabor de boca.

  5. Ha quedado muy bien;me gustó formar parte de éste relato con mis dibujos;un abrazo a todos mis «compis».