Editorial 23

01_portada23Siempre Exégesis. Así es, queridos lectores. Porque a pesar de los cambios, las dificultades y los vaivenes de la vida diaria, esta insigne publicación continúa existiendo. Se supera en cada adversidad reinventándose, como ocurre en la portada de este número; el arte al óleo del autor mexicano Jesús A. Hernández muestra un engendro del futuro. Y eso es lo que ocurrirá con Exégesis en el futuro más inmediato: mutará, cambiará, perseverará. Y cual ser amorfo avanzará por los confines del cognoscible; ese espacio en el que la realidad se fusiona con los sueños creando mundos alternativos, alterando el espacio-tiempo o sencillamente, conformando originales visiones.

Quien aquí suscribe aprovecha la presente editorial para despedirse de todos ustedes. Atrás quedan los meses de noviembre y diciembre del año 2011, cuando asumí con mucha ilusión las funciones de editor de esta revista digital. Han sido diez números en los que he aprendido mucho, tanto de autores como de lectores. Veinte meses en los que la pasión por el cómic y la ciencia ficción ha sido la mesa sobre la que he compartido un sinfín de experiencias con una miríada de personas. Sin duda, en mi vida habrá un antes y un después  de Exégesis.

No quiero terminar ésta, mi última editorial, sin agradecer al equipo editorial su trabajo en equipo. Sin ellos esto no hubiera sido posible. Ha sido muy grato para mi trabajar con ellos, disfrutando de las refrescantes ideas de Alejandro Monreal, las sabias palabras del gran Blas Bigatti, la perseverancia de Marc Roca y la enorme implicación de Jesús Pérez, el máster del universo web de esta publicación.

 Hoy se abre un nuevo horizonte ante Exégesis. Las posibilidades son infinitas y la pasión continúa ardiendo en los motores de la nave. Y todos sabemos sin duda por qué.

Porque esto es ficción.

Ciencia ficción.

Esto es Exégesis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

9 comentarios

  1. La decisión está tomada y anunciada. Supongo que no hay vuelta atrás. Sólo me queda agradecerte las palabras de ánimo y felicitación que siempre me diste al entregar cada nuevo trabajo. Si tu intención era hacerme sentir cómodo y con ello mantener la ilusión y la energía, lo conseguiste de sobra. Siempre es una pena perder a un miembro de Exégesis, aunque espero que tus proyectos como autor en la revista continúen. ¿Qué mutación sufrirá ésta? ¿Debemos asustarnos o ilusionarnos? Seguro que pronto salimos de dudas.

    Siento no haber participado en todo lo que me propusiste para la revista, pero me alegro de lo que sí pude hacer bajo tu sabio capitaneo editorial.

    Un abrazo, Peio.

  2. Muchas gracias por tus palabras, mi buen Allmanzor. Ha sido un placer y un honor contar contigo como colaborador de la revista. Muchas gracias por tu ilusión incansable. Tu presencia en las páginas virtuales de la revista, con tus sagaces comentarios, siempre es un motivo de alegría.
    La decisión está tomada, sí. Aunque espero que la vida me de la oportunidad de regresar a Exégesis, que sin duda queda en buenas manos, que conste.
    Un abrazo!

  3. Bueno Peio, sólo mandarte un gran abrazo y agradecimiento por tu gran labor desarrollada durante este tiempo. Estaremos en contacto de todas formas. Y ya con ganas de ver la mutación que sufrirá la revista.

  4. Muchas Gracias Peio Por todo lo que has hecho en la revista.
    Te echaremos de menos! Aunque seguro que los que sigan tendrán un buen punto de referencia con el que empezar.

    Saludos!

  5. triste noticia Peio, solo puedo darte las gracias por la oportunidad que me has dado y por todos tus consejos, que me han ayudado y mucho!

    mucha suerte con tus nuevos proyectos y espero verte por aquí muy pronto!

    Un saludo!!

  6. Muchas gracias a todos por vuestras palabras. Llevar la edición de Exégesis ha sido muy gratificante para mi. Exégesis continuará en buenas manos, eso seguro!

  7. Caray, buena suerte, Peio. Y gracias por todo, aunque seguro estarás presente con tus trabajos, ¿no?

  8. Mucha suerte en tu nueva andadura Peio. Nuestros caminos sólo se han cruzado en el último número y en este que se va a publicar, pero habiendo repasado la trayectoria de la revista puedo decir que has hecho un gran trabajo y que sin duda tu huella queda en ella. Un abrazo.